viernes, 21 de agosto de 2009

María es reina de los ángeles y de todos los hombres.



JMS Santa Maria Reina "La Virgen Inmaculada ... asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial fue ensalzada por el Señor como Reina universal,con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo, Señor de señores y vencedor del pecado y de la muerte".(Conc. Vat. II, Const. dogm. Lumen gentium, n.59).

"Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú entre las mujeres".Ella se turbó ante estas palabras, y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo:"No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará. hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin".Y María dijo al ángel:"¿Cómo será eso, pues no conozco varón?"El ángel le contestó:"El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes tu pariente Isabel que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaba la estéril, porque para Dios nada hay imposible".María contestó:"Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra".Y la dejó el ángel.
Palabra del Señor. (evangelio San Lucas 1, 26-38)
Reflexion:
Maria es Reina de Amor, por eso ella misma en Fátima nos dijo: "Al final mi Inmaculado Corazon Reinará". Reinará no solo con su belleza sino sobre todo con su Amor, con su Corazón. ¡reina, entonces, María en nuestros corazones! ¡Que cada día te amemos más!.
Propósito:
Rezaré tres veces la Salve a la Santisima Virgen, Reina y Madre de Misericordia, para que mi vida esté siempre bajo su reinado e influencia.
Rezemos el Salve:
Salve
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Tí llamamos los desterrados hijos de Eva; a Tí suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro múestranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!
V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro SeñorJesuscristo. Amén.
ORACIÓN
Dios todopoderoso, que nos has dado como Madre y como Reina a la Madre de tu Unigénito, concédenos que, protegidos por su intercesión, alcancemos la gloria de tus hijos en el reino de los cielos.
Reina dignísima del mundo, María Virgen perpetua, intercede por nuestra paz y salud, tú que engendraste a Cristo Señor, Salvador de todos.
Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.













Meditemos una vez mas junto a Nuestra Madre María que está apareciendo en Salta, Oremos junto a Ella Hoy que es su Día entregale tu Corazón y por un ratito, permitele que sea ella quien te gobierne dulcemente con todo su Amor lleno de Misericordia, quizas a traves de ella puedas alcanzar esa Paz que estas buscando, o llegar a Jesús Nuestro Señor junto al Espiritu Santo.
Repite: ¡Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar!¡Sea por Siempre Bendito Y Alabado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario