jueves, 2 de julio de 2009

Que San Roque nos proteja! REZEMOS JUNTOS!


JMS Queridos Hermanos Hemos suspendido los encuentros con La Misericordia

de los Miércoles en la capilla hasta nuevo aviso, para no poner en riesgo la salud

nuestra teniendo en cuenta la fácil propagación que tiene la gripe A.


Sabiendo que estaremos unidos más que nunca en la oración y en el amor de Dios.

Y estando segura que el Señor seguirá actuando repartiendo Sus Gracias, les propongo reunirnos en un Cenáculo, todos los días en los Corazones de Jesús y María. Los espero a las tres de la tarde y a las 18.00 hs a rezar unidos desde donde estemos el Santo Rosario por Nuestra Iglesia, todas sus intensiones, por los enfermos, por todos los que están realizando trabajos en áreas de salud, por nuestra Patria y para que el Señor nos libere de todo mal hasta que tengamos la alegría de reencontrarnos nuevamente en forma personal.Recuerden que ¡los estaré esperando!, oraré por cada uno de uds. .


Actuemos como hombres de fe, invoquemos con paz y entregados al amor y la esperanza que brotan del amor misericordioso de Nuestra Madre, la intercesión de San Roque.

Mañana comenzaremos una novena y pidamos Misas en su nombre. ¡San Roque, ruega por nosotros! Que Dios los bendiga y María los cuide.


Siglo XIX. Cuenta la historia que la epidemia del cólera diezmaba a la población de Buenos Aires y alrededores. Cuando el contagio cundía con la rapidez del rayo y el cielo estaba sombrío, como si se hubiese cerrado a las plegarias, la Orden Tercera de San Francisco, llena de fe en su santo patrono, sacó en procesión la imagen milagrosa de San Roque y el terrible flagelo cesó al instante. Siglo XXI. Ciudad de Buenos Aires y toda la Argentina.

¿Tanto disminuyó nuestra fe que ya ni recordamos a nuestros santos intercesores? Como franciscanos seglares es un deber acudir a estos mensajeros de paz, de bien y de salud que nos regala la Santa Iglesia Católica cuando oramos a la Trinidad Santísima, junto a María Inmaculada.

Y lo mismo nos permitimos sugerir para los cristianos en general. Dicen los Gozos de San Roque: "Pues Médico eres divinoCon prodigiosas señales, Líbranos de peste y males,Roque Santo peregrino" Y nosotros repetimos: "Oh Dios Todopoderoso e infinitamente bueno, líbranos por los méritos y ruegos de San Roque de todo aire infecto, de los ardores de la fiebre, de peste y epidemia, de toda enfermedad contagiosa, de una muerte súbita e imprevista y, sobre todo, de la condenación eterna. Te lo pedimos por los méritos de nuestro Señor Jesucristo. Amén"


¡Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que acudimos a Vos!



ORACIÓN
Glorioso San Roque, rogad por nosotros que, por nuestros pecados, no nos atrevemos a presentarnos delante de Dios.

Padrenuestro, avemaría y gloria.


Roque santo, rogad por nosotros a Dios, que es Padre de misericordia, ahora que gozáis de su vista en la gloria celestial.

Padre nuestro, ave María y Gloria.

San Roque glorioso, presentad nuestras humildes súplicas, uniéndolas a las de la Inmaculada Virgen María y a las de todos los Santos Franciscanos, para que seamos oídos y podamos dar a todos las gracias en el nombre de Jesús. Padrenuestro, avemaría y gloria.


La cruz santa + selle nuestra frente.

La cruz, santa + selle nuestra boca.

La cruz santa + selle nuestro corazón.
Por el amor que a la cruz profesó San Roque, con cuya señal libró a los pueblos del mal contagioso, libradnos, Señor.
V. Rogad a Cristo, Roque santo, en todas nuestras flaquezas. R. Para que seamos dignos de sus promesas,
ORACIÓN.-

Oh, Dios, que por medio de vuestro Ángel presentasteis al Bienaventurado San Roque una tablilla escrita, prometiéndole que cualquiera que de corazón le invocare quedaría libre de los estragos de la peste, concedednos la gracia de que celebrando su gloriosa memoria, mediante sus méritos y ruegos, seamos libres de todo contagio tanto de cuerpo como de alma.

Por Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada