miércoles, 29 de julio de 2009

Jesús nos Habla



JMS Oraciones
dictadas por Jesús
a Vassula








Esta fotografía del rostro de Jesús de Nazaret apareció, milagrosamente, cuando se fotografiaba la devolución de un Cáliz al Tabernáculo de una Iglesia española, que había sido saqueada durante la guerra civil española (1936-39)
En agosto de 1998, durante una visita a Sudamérica, Vassula recibió una reproducción de esta fotografía









visita La verdadera vida en Dios





Qué Grandes y Maravillosas son todas Tus Obras,Señor Dios Todopoderoso; Justos y Verdaderos son todos Tus Caminos.

Rey desde el principio ¿Quién es como Tú? Sólo Tú eres Santo,

y ahora el primero será el último y el último será el primero.

Tú Te has revelado a aquellosque no Te buscaban.

Has mostrado Tu Trono a aquellos que nunca habían honrado Tu Nombre;

y ahora son estos los que vienen a adorarte y venerarte.

Aprendieron a alabarte directamente de la Boca de Tu Espíritu Santo.

Ellos son los que se mantendrán fieles a Ti, porque Tú,

Quien Eres el Cordero, y Te sientas en el Trono,

Serás su Pastor y los conducirás a Manantiales de Agua Viva.

Redimidos para ser los primeros frutos para Ti,

nuestro Dios,

y para Ti, el Cordero.


Dijo Jesús en un mensaje a Vassula:


"Que se sepa que toda imagen Mía o de Mi Madre debe ser honrada, porque Nos representa, como Mi Cruz Me representa a Mí. Que se sepa que Mi Santo Sudario es realmente auténtico; es el mismo que Me cubrió."




Sus científicos como prueba ante su incredulidad delante de la evidencia de Mi sufrimiento, que es el Sudario, explican cómo la sangre, el sudor cadavérico y la úrea de un cuerpo, fatigado en extremo, al mezclarse con las esencias aromáticas, pueden haber producido ese dibujo natural de Mi Cuerpo muerto y torturado.¡Sería mejor creer sin necesitar tantas pruebas. Sería mejor decir: "Esto es obra de Dios" y bendecir a Dios, quien les ha concedido una prueba indisputable de Mi Crucifixión y de las torturas que la precedieron! (Jesus a Maria Valtorta, 'Poema del Hombre-Dios')





Las tres oraciones
Jesús ha recomendado a Vassula que recemos diariamente las siguientes oraciones:



NOVENA DE CONFIANZA AL SAGRADO CORAZON DE JESUS



Oh Señor Jesucristo, yo confío esta intención a tu Sacratísimo Corazón:
(Indicar la petición)
Mírame solamente Jesús, y luego haz que Tu Sacratísimo Corazón te inspire. Que tu Sagrado Corazón decida. ¡Yo cuento con Él! ¡Yo confío en él! ¡Yo me entrego a Su Misericordia! Señor Jesús, Tu no me defraudarás. Sagrado Corazón de Jesús, yo confío en Tí. Sagrado Corazón de Jesús, yo creo en Tu Amor por mí. Sagrado Corazón de Jesús, que venga tu reino. ¡Oh! Sagrado Corazón de Jesús, yo te he pedido muchas gracias, pero imploro ardientemente esta. Tómala, ponla en Tu Sagrado Corazón. Cuando El Padre Eterno la vea, cubierta con Tu Preciosa Sangre, no la rechazará. Ya no será mi plegaria, sino la tuya, oh Jesús.


Oh Sagrado Corazón de Jesús, yo pongo mi confianza en Tí.


Que jamás sea confundido. Amén.



INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCANGEL
San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate; sé nuestro auxilio contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y Tú, Príncipe de la milicia Celestial, lanza al infierno con el divino Poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.
María, Reina de los ángeles - ¡Ruega por nosotros
!



ACORDAOS (De San Bernardo)

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado por esa confianza a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.








Jesús ha dicho de nuestro Padre Celestial: "Es Rey y, sin embargo, ¡tan maternal! Es Juez y, sin embargo, ¡tan tierno y amoroso! Es El Alfa y la Omega, El Principio y el Fin, y, sin embargo, ¡tan dulce!" (10.08.94)
La Verdadera Vida en Dios es poner en practica los actos de caridad y de amor que agradan a Dios.
Jesús ha dicho. "En el día del Juicio seréis juzgados por la medida de vuestro amor." (16.06.95)


La Verdadera Vida en Dios es permanecer fieles a la Santa Madre Iglesia y a su Tradición. Es orar con el corazón, ofrecer sacrificios y ayunar.
Jesús ha dicho: "Vive en perfecta disciplina con Mi Iglesia y gozarás de Mi favor." (13.12.95)
"Rezad y ayunad para no sucumbir en las pruebas. Permaneced firmes y guardad las tradiciones, que os han sido enseñadas. Si alguno viene a vosotros para traeros una doctrina diferente de la que Yo Mismo he instituido, no le escuchéis, pues vienen del Engañador." (17.03.93)

No hay comentarios:

Publicar un comentario