martes, 26 de mayo de 2009

JESUS EN VOS CONFÍO!


JMS TE INVITO A REZAR JUNTOS ESTA ORACION, ASI NOS UNIRÍAMOS A TODAS AQUELLAS PERSONAS MISIONERAS DE LA DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA, Y POR SUPUESTO ESTAREMOS EN COMUNION CON DIOS Y EL ESPIRITU SANTO, si estas ocupado, en el trabajo, y no podes hacercarte, yo te acompaño y juntos estaremos rezando, vos por mi y yo por vos, como HERMANOS EN CRISTO.

ORACIÓN PARA OBTENER LA DIVINA MISERICORDIA

¡Oh Dios de gran misericordia! bondad infinita,hoy toda la humanidad clama, desde el abismo de su miseria, a Tu misericordia, a Tu compasión, oh Dios; y grita con la potente voz de la miseria. Dios indulgente, no rechaces la oración de los desterrados de esta tierra.Oh Señor, bondad inconcebible que conoces perfectamente nuestra miseriay sabes que por nuestras propias fuerzas no podemos ascender hasta Ti, Te imploramos, anticípanos Tu gracia y multiplica incesantemente Tu misericordia en nosotros para que cumplamos fielmente Tu santa voluntad a lo largo de nuestras vidas y a la hora de la muerte. Que la omnipotencia de Tu misericordia nos protejade las flechas de los enemigos de nuestra salvación, para que con confianza, como Tus hijos, esperemos Tu última venida, ese día que conoces sólo Tú. Y a pesar de toda nuestra miseria,esperamos recibir todo lo que Jesús nos ha prometido, porque Jesús es nuestra esperanza; a través de Su Corazón misericordioso, como a través de una puerta abierta, entramos en el cielo.(Esta oración es tomada del Diario de Santa Faustina, 1570)


ORACIÓN DE LAS TRES DE LA TARDE

Expiraste, Jesús, pero Tu muerte hizo brotar un manantial de vida para las almas, y el océano de Tu misericordia inundó todo el mundo.
Oh, Fuente de Vida, insondable misericordia divina, anega el mundo entero derramando sobre nosotros hasta Tu última gota.
Oh, Sangre y Agua que brotaste del corazón de Jesús, fuente de Misericordia para nosotros, en Vos confío.



ORACIÓN A JESÚS MISERICORDIOSO
Señor Jesús,en la cruz manifestaste tu obediencia al Padrey tu voluntad de salvación universal:venimos a implorarte perdóny a darte gracias por tu amor.
Queremos hacer conocer tu Evangeliomediante las obras de misericordia para la conversión de los pecadores, el consuelo de los afligidos, y la asistencia a los pobres y enfermos.
Envíanos tu Espíritu Santo, pues necesitamos sanar nuestra libertad humana para construir un mundo donde reine la misericordia y se anticipe el Banquete definitivo.
Ayúdanos a dar testimonio de fe y esperanzadelante de nuestros hermanos, varones y mujeres,para que comprendamos todos que la felicidad perfecta se encuentra en Ti.
Indícanos el camino hacia el Padre, para llegar a adorar el Misterio de la Trinidad junto a María y los Santos. Amén.

HORA DE LA MISERICORDIA
Recuerda que estes donde estes, cuando den las tres de la tarde:

“Te recuerdo, hija Mía, que cuántas veces oigas el reloj dando las tres, sumérgete totalmente en Mi misericordia, adorándola y glorificándola; suplica su omnipotencia para el mundo entero y especialmente para los pobres pecadores, ya que en ese momento se abrió de par en par para cada alma. En esa hora puedes obtener todo lo que pides para ti y para los demás.”(1572)


El Señor Jesús desea que cada día sea venerado el momento de su agonía en la cruz (las tres de la tarde) ya que, según dijo:
Dile a la humanidad doliente que se “En esa hora se estableció la gracia para el mundo entero: la misericordia triunfó sobre la justicia.”(1572)


Desea también que a esta hora sea Desea también que a esta hora sea contemplada su dolorosa pasión, en la que se manifestó con total claridad el amor de Dios al hombre y que sea alabada y adorada Su misericordia. También quiere que por los méritos de Su pasión pidamos las gracias para nosotros y para el mundo entero y, especialmente, para los pecadores.
Enseñó Jesús a Sor Faustina:
“Hija Mía, en esa hora procura rezar el Vía Crucis, en cuanto te lo permitan tus deberes; y si no puedes rezar el Vía Crucis, por lo menos entra un momento en la Capilla y adora en el Santísimo Sacramento a Mi Corazón que está lleno de misericordia.. Y si no puedes entrar en la Capilla, sumérgete en oración allí donde estés, aunque sea por un brevísimo instante.”(1572)
Prometió Jesús:

“En esta hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi pasión...”(1320)

La oración en la hora de la misericordia está estrechamente vinculada a las tres de la tarde y debe ser dirigida a Jesús, apelando a los méritos de Su dolorosa pasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario