miércoles, 13 de mayo de 2009

Historia de las Apariciones de Fatima




JMS Fechas de las Apariciones de la Virgen (1917)

Fechas de las Apariciones de la Virgen (1917)

13 de Mayo
19 de Agosto

13 de Junio
13 de Septiembre

13 de Julio
13 de Octubre



Desde el 13 de mayo de 1917 la Sma. Virgen María se apareció por seis veces en Fátima (Portugal) a tres pastorcitos: Lucía, Francisco y Jacinta. En un hermoso libro titulado "Memorias de Lucía" (cuya lectura recomendamos) la que vio a la Virgen cuenta todos los detalles de esas apariciones.

El 13 de mayo se produjo el siguiente diálogo:


¿De dónde es su merced? - Mi patria es el cielo.

¿Y qué desea de nosotros? - Vengo a pedirles que vengan el 13 de cada mes a esta hora (mediodía). En octubre les diré quién soy y qué es lo que quiero.

¿Y nosotros también iremos al cielo? - Lucía y Jacinta sí.


¿Y Francisco? Los ojos de la aparición se vuelven hacia el jovencito y lo miran con expresión de bondad y de maternal reproche mientras va diciendo: - El también irá al cielo, pero antes tendrá que rezar muchos rosarios.Y la Sma. Virgen continuó diciéndoles: ¿Quieren ofrecerse al Señor y estar prontos para aceptar con generosidad los sufrimientos que Dios permita que les lleguen y ofreciéndolo todo en desagravio por las ofensas que se hacen a Nuestro Señor?


Sí, Señora, queremos y aceptamos.Con un gesto de amable alegría, al ver su generosidad, les dijo:Tendrán ocasión de padecer y sufrir, pero la gracia de Dios los fortalecerá y asistirá. Segunda aparición: 13 de Junio de 1917.

La Sma. Virgen le dice a los tres niños: "Es necesario que recen el rosario y aprendan a leer".Lucía le pide la curación de un enfermo y la Virgen le dice:"Que se convierta y el año entrante recuperará la salud".Lucía le suplica: "Señora: ¿quiere llevarnos a los tres al cielo?".Sí a Jacinta y a Francisco los llevaré muy pronto, pero tú debes quedarte aquí abajo, porque Jesús quiere valerse de ti para hacerme amar y conocer. El desea propagar por el mundo la devoción al Inmaculado Corazón de María.

¿Y voy a quedarme solita en este mundo?¡No hijita! ¿Sufres mucho? Pero no te desanimes, que yo no te abandonaré. Mi corazón inmaculado será tu refugio y yo seré el camino que te conduzca a Dios.

"Rezar el Rosario. Hacer oración y sacrificios por la conversión de los pecadores y NO ofender más a Dios, que ya esta muy ofendido".

No hay comentarios:

Publicar un comentario