domingo, 6 de septiembre de 2009

Señor,Dadme Vuestro Amor y Gracia, que éstas me bastan. Amén.



JMS Un Ejemplo y numerosas conversiones
Ante el testimonio de una niña católica enferma de cáncer, muchas personas regresan a Dios, a la oración, o se convierten al catolicismo en Estados Unidos.

La breve vida de una niña devota católica en Seattle, Washington (EE.UU), ha permitido el retorno a la Iglesia a muchos católicos y la conversión de al menos diez estadounidenses. Además, a raíz del caso, se ha fundado una organización dedicada a apoyar a familias con miembros enfermos.

Soportando el sufrimiento
Gloria Strauss nació en 1996, tenía seis hermanos y llevó una vida completamente normal hasta cumplr los siete años. Era amable alegre, cariñosa y muy piadosa. Gustaba mucho del rezo del rosario. En el año 2003, los médicos le diagnosticaron un cáncer avanzado, conocido como neuroblastoma, y le dieron entre tres meses y tres años de vida. Gloria fué sometida a una cirugía y recibió tratamiento de quimioterapia. El caso llegó a médicos de todo el país, uniendo a miles de personas en una gran cadena de oración. Cuando aumentó la afuencia de personas, cinco miembros de la comunidad abrieron sus hogares para continuar con las oraciones.
La Oracion, lo mas importante:

Ante el dolor de su hija, algunos cuestionaron a su padre la calidad de vida que llevava su menor.
Doug Krauss estaba confundido y decidió preguntarle a Gloria si tenía calidad de vida. La niña le respondió "¡Sí, papá!", y emocionada añadió que muchas personas estaban empezando a rezar a causa de su enfermedad. "Ella nos enseñó a todos la manera de llevar una cruz. Nos dió como regalo su propio compromiso en una relación constante con Dios a través de la oración. Ella siempre dijo, "sí", recuerda Doug. El cáncer siguió avanzando y la pequeña Gloria falleció en Septiembre de 2007 cuando tenía once años de edad. Mas de tres mil personas asistieron a su funeral, la familia empezó a recibir historias de cómo el testimonio de su hija habia cambiado vidas y tiene conocimiento de al menos diez personas que se convirtieron al catolicismo por conocer la historia de Gloria.

Familia convertida
Una familia de luteranos que compartió un campamento con la familia Strauss decidió convertirse al catolicismo antes de la muerte de la niña. Gloria, antes de morir, supo de esta conversion y manifestó su alegría.

Con la ayuda de un empresario local, la familia Strauss inició una organización en memoria de su hija. Se llama Gloria’s angels y se dedica a asistir a familias que tienen algún miembro con una enfermedad grave
testimonios de personas

Esta Historia nos devuelve la Fe, para aquellos que la han perdido y nos renueva a todos los que vivimos en ella todos los dias de nuestras vidas!, Hermano, te invito a reflexionar rezando esta sencilla oracion para todos aquellos que estan luchando por su vida o pasando por un momento dificil tras el diagnostico de una dura enfermedad como esta, rezemos juntos y te propongo algo mas, cuando no sepas que hacer, o cuando tus problemas te superen reza por ellos un Padre Nuestro todos los dias, luego dos, luego tres, se dice que a Dios le agrada el alma que reza en la arides con firmesa y Fe por alguien ante poniendo a su hermano antes que el mismo.
Oremos:
Deso vivir en espiritu de fe, acepto todo lo que me sucede como enviado por la voluntad amorosa de Dios que desea sinceramente mi felicidad: por eso todo lo que Dios me envíe lo aceptaré con sumición y agradecimiento sin hacer caso a la voz de la naturaleza ni a las sugerencias del amor propio, estoy haciendo todavía grandes esfuerzos que sólo tú conoces, oh Jesús, mantenme en el santo temor para que no malgaste las gracias, Ayúdame a ser fiel a las inspiraciones del Espiritu Santo, Oh Dios Misericordioso que todavia me permites vivir, dame fuerzas para que pueda vivir una vida nueva, la vida del amor de Dios.

PADRE, ME PONGO EN TUS MANOS
Carlos de Foucauld

Padre, Me pongo en tus manos. Haz de mí lo que quieras. Sea lo que fuere, Por ello te doy las gracias. Estoy dispuesto a todo.

Lo acepto todo, Con tal de que se cumpla Tu voluntad en mí Y en todas tus criaturas. No deseo nada más, Padre.

Te encomiendo mi alma, Te la entrego Con todo el amor de que soy capaz, Porque te amo y necesito darme, Ponerme en tus manos sin medida, Con infinita confianza, Porque tu eres mi Padre.

Aquí se puede rezar el Padre nuestro, un Ave Maria y un Gloria.






No hay comentarios:

Publicar un comentario