domingo, 21 de marzo de 2010

Ven, Señor, en nuestra ayuda, para que podamos vivir y actuar siempre con aquel amor que impulsó a tu Hijo a entregarse por nosotros.


Oremos, amados hermanos y hermanas, y pidamos la misericordia del Señor para que, compadeciéndose de su pueblo penitente, escuche nuestras plegarias.

Evangelio del dia Domingo 21 de Marzo

En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo, donde la multitud se le acercaba; y Él, sentado entre ellos, les enseñaba.
Entonces, los escribas y fariseos le llevaron a una mujer sorprendida en adulterio. Poniéndola frente a Él le preguntaron:
"Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en adulterio.
Moisés nos manda en la Ley apedrear estas mujeres.
¿Tú qué dices?"
Le preguntaron esto para ponerle una trampa y poder acusarlo.
Pero Jesús se agachó y se puso a escribir con el dedo en la tierra.
Pero como insistían en su pregunta, se incorporó y les dijo: "Aquel de ustedes que no tenga pecado, que le tire la primera piedra".
Se agachó de nuevo y siguió escribiendo en la tierra. Al oír aquellas palabras,
los acusadores comenzaron a escabullirse uno tras otro, empezando por los más viejos, hasta que dejaron solos a Jesús y a la mujer, que estaba de pie junto a Él.
Entonces Jesús se enderezó y le preguntó:
"Mujer, ¿dónde están los que te acusaban?
¿Ninguno te ha condenado?"
Ella le contestó: "Ninguno, Señor".
Entonces Jesús le dijo:
"Tampoco yo te condeno.
Vete, pero ya no vuelvas a pecar".

San Juan 8,1-11

Reflexion
Jesus nos enseña dos tipos de realismos superiores: el realismo del pecado, y en el cual nos advierte los escasos derechos que tenemos como para erigirnos como jueces de nuestros hermanos y del realismo de la gracia "vete y en adelante no vuelvas a pecar", lo que es perfectamente posible y fuente de autentica felicidad. Viviendo concienzudamente estos dos realismos tenemos la mitad de la vida simplificada.
Proposito para hoy
Al concluir la misa me quedaré quince minutos en compañía de Jesús Sacramentado, y le daré gracias por los dones recibidos.
Fuente: almanaque dia por dia de Cristo Hoy

Oracion por los sacerdotes
Señor Jesus te pido por tus sacerdotes. Que cuando esten clavados en la cruz del confecionario, pongas en ellos tu corona de luz en vez de tu corona de espinas.
Que cuando, dia tras dia, te traigan el pan convertido en tu cuerpo, ello no se les vuelva rutina, sino diario milagro.
Que su trato con las almas sea siempre para dejar en ellas el amor y el valor que Tu nos entregas.
Que cuando jóvenes tengan la fortaleza de tus últimos tres años y cuando viejos, sigan sintiendo que" Dios alegra su juventud".
Que espiritu viviente en carne y hueso, sean como Tu profundamente humanos y perfectamente divinos.
Que cuando el desánimo y la debilidad los agobien en el camino de su calvario, estes Tu, como Cirineo, para llevarles la cruz y volvérselas gozo.
¡Y que nunca falte quien dé la vida por ellos, así como Tú la diste por nosotros!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada