lunes, 7 de marzo de 2011

Aleluya, Felices los que retienen la palabra de Dios con un corazon bien dispuesto y dan fruto gracias a su constancia. Aleluya.


JMS "El Señor da libertad para elegir, os hace ver el bien y os hace ver el mal, hace ver la luz y tambien las tinieblasDice Jesus: El que esta sano de corazon, que se mantenga sano, que no se contamine. El que camine segun mis pasos heredará Vida Eterna y el que conserva mis mandamientos me tendrá por compañia el resto de sus días":Maria del Rosario de San Nicolas; mensaje dado el 3-2-1984.

Tengo los ojos puestos en el Señor,porque él me libra de todo peligro. Mírame, Dios mío, y ten piedad de mí,que estoy solo y afligido.

La Imagen se tomo prestada del sitio Liturgia.org

"Ustedes son los que han perseverado conmigo en mis pruebas, y yo les preparo un Reino, dice el Señor, para que en él coman y beban en mi casa."

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 8, 31-39

Hermanos: Si Dios está a nuestro favor, ¿quién estará en contra nuestra? El que no nos escatimó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no va a estar dispuesto a dárnoslo todo, junto con su Hijo? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? Si Dios mismo es quien los perdona, ¿quién será el que los condene? ¿Acaso Jesucristo, que murió, resucitó y está a la derecha de Dios para interceder por nosotros?
¿Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo? ¿Las tribulaciones? ¿Las angustias? ¿La persecución? ¿El hambre? ¿La desnudez? ¿El peligro? ¿La espada?
Como dice la Escritura: "Por tu causa estamos expuestos a la muerte todo el día, nos tratan como ovejas llevadas al matadero".
Ciertamente de todo esto salimos más que victoriosos, gracias a aquel que nos ha amado; pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni el presente ni el futuro, ni los poderes de este mundo, ni lo alto ni lo bajo, ni criatura alguna podrá apartarnos del amor que nos ha manifestado Dios en Cristo Jesús.
Palabra de Dios.



Evangelio según san Mateo 10, 34-39

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles:
"No piensen que he venido a traer la paz a la tierra; no he venido a traer la paz, sino la guerra. He venido a enfrentar al hijo con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra; y los enemigos de cada uno serán los de su propia familia.
El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí.
El que salve su vida, la perderá y el que la pierda por mí, la salvará".
Palabra del Señor.

Meditacion

Salmo

Te cantare, Señor, en presencia de los Angeles

Te doy gracias , Señor de todo corazon, porque has oido las palabras de mi boca. Te cantaré en presencia de los Angeles y me postraré ante Tu Santo Templo

Dare gracias a Tu Nombre por Tu Amor y Tu Fidelidad. Me respondiste cada vez que te invoqué y aumentaste la fuerza de mi alma.

Que los reyes de la tierra te Bendigan al oir las palabras de Tu Boca, y canten los designios Del Señor, porque la Gloria del Señor es Grande.

Tu derecha me salva. El Señor lo hará todo por mi. Tu Amor es Eterno, Señor¡No abandones la obra de Tus Manos!

Te cantare, Señor, en presencia de los Angeles. Salmo 137


La Palabra nos anima a seguir; Confiemos..

Lectura de la segunda carta del apostol San Pablo a los cristianos de Corinto

Hermanos: Alégrense, trabajen para alcanzar la perfeccion, animense unos a otros, vivan en armonía y en paz. Y entonces el Dios del amor y de la Paz permanecerá con ustedes. Saludense mutuamente con el beso santo. Todos los hermanos les envian saludos. La Gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la Comunion del Espiritu Santo permanezcan con todos ustedes.

es Palabra de Dios.

A ti, eternamente, gloria y honor.

Bendito seas, Señor, Dios .

Te doy Gracias, Padre por Tu inmenso Amor; porque entregaste a Tu propio Hijo para darnos vida. Concedeme que El con el poder del Espiritu Santo, ilumine todo mi ser y toda mi existencia para conducirla a Ti. Amén.

Bendito sea Dios Padre, y el Hijo Unico de Dios, y el Espiritu Santo, porque el Fue Misericordioso con nosotros. Aleluya.

Oremos Juntos

Dios Padre, que al enviar al mundo al Verbo de la Verdad y el Espiritu Santificados revelaste a los hombres tu admirable misterio, concedenos que, profesando la verdadera fe, reconozcamos la gloria de la eterna Trinidad y adoremos la grandeza majestuosa de la Unidad. Por Nuestro Señor Jesucristo, Tu Hijo. Amén.


Si quieres saber todo acerca del tiempo de cuaresma visita Liturgia.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario