martes, 31 de mayo de 2011

Jesus Tu nos llamas, aqui estamos, quedate con nosotros..


JMS Jesús nos llama a todos para estar cerca de Él
Estar con Él es este respirar el nombre de Jesús en el cual fuimos creados, salvados y somos santificados y que -como el ritmo de nuestra respiración- este “Jesús, hijo de Dios, ten misericordia de mí” vaya marchando al ritmo de nuestros encuentros, de nuestros pasos.
Jesús te llama con Él porque le gusta estar con vos, le gusta que le cuentes tus cosas, se entretiene con tus dichos, te quiere consolar de las cosas que te entristecen, quiere compartir con vos las angustias.
te llamó para estar con Él cuando te instituye dentro de un ministerio de la Iglesia, ya sea el ministerio de la música, el ministerio de la sanación, el ministerio de la catequesis, el ministerio de la paternidad, tantos ministerios que se fueron creando y habrá que crear, El primer cometido de cualquier ministerio en clave cristiana es estar con Él.
Cuando Jesús te dice: “Mirá, la primera misión es que estés junto a Mí”, es porque Él mismo quiere hacer este ministerio del consuelo, de la ayuda y de la escucha; después te va a pedir como en la Última Cena, porque Él fue el primero en lavar los pies: “Hagan ustedes lo mismo”.

Jesús , te llamó porque te ama y te dice: “quédate conmigo, contame tus cosas, estate cerca, no te alejes, acá están mis manos, comeremos juntos, miremos juntos tu vida, disfrutemos de estar juntos la amistad, la intimidad, ya vendrá el trabajo o vendrán juntos.
Texto extraido del sitio de Radio Maria.org. Escrito por el Padre Marcos Aguirre Aqui el Link

Salmo 62

Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua.


Meditacion
Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?" Ellos le respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas". "Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?" Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Y Jesús le dijo: "Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo. Evangelio según San Mateo 16, 13-19

Dios esta en cada lugar donde estemos y nos invita a acercarnos mas a El.
Oremos
Rezamos al Espiritu Santo para entregar nuestro corazon al servicio del Señor, con humildad en todos nuestros momentos, aceptando el llamado de Nuestro Señor Jesus, a seguirlo.

Recibe, ¡oh Espíritu Santo!, la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser, que te hago en este día para que te dignes ser en adelante, en cada uno de los instantes de mi vida, en cada una de mis acciones: mi Director, mi Luz, mi Guía, mi Fuerza y todo el Amor de mi corazón. Yo me abandono sin reservas a tus divinas operaciones y quiero ser siempre dócil a tus santas inspiraciones. ¡Oh Espíritu Santo!, dígnate formarme con María y en María según el modelo de vuestro amado Jesus.
Gloria al Padre Creador; Gloria al Hijo Redentor; Gloria al Espíritu Santo Santificador. Amén.
(Rezar un Padrenuestro por las intenciones del Sumo Pontífice)


Dios nos habla a traves de nuestra vida, en lo cotidiano. Debemos tener en cuenta que para oir a Dios nuestra alma debe querer, por eso hay que preparse, con oracion constante, abrir nuestro corazon, mirar a traves de las cosas. Siendo amables con el projimo y nosotros mismos. Pidamos al Señor que podamos sentir Su llamado en nuestras vidas, hoy como proposito me dejaré llevar junto a Jesús por el camino de la oracion abriendo mis ojos, oidos y boca escuchando La Palabra de Dios que me edifica, amando y dejando que me amen. Hoy estare en oracion por mi projimo y por mi mismo, acudire al llamado de Jesús y sere Su Amigo/a por siempre.

Espiritu Santo, Alma de mi alma. Padre J. Kentenich Espíritu Santo, eres el alma de mi alma, te adoro humildemente. Ilumíname, fortifícame, guíame, consuélame. Y en cuanto corresponde al plan eterno Padre Dios revélame tus deseos. Dame a conocer lo que el Amor eterno desea en mí. Dame a conocer lo que debo realizar. Dame a conocer lo que debo sufrir. Dame a conocer lo que con silenciosa modestia y en oración, debo aceptar, cargar y soportar. Sí, Espíritu Santo, dame a conocer tu voluntad y la voluntad del Padre. Pues toda mi vida no quiero ser otra cosa que un continuado perpetuo Sí a los deseos y al querer del eterno Padre Dios.

Las Oraciones son gentileza del sitio Devocionario Catolico






No hay comentarios:

Publicar un comentario